¿Por qué hay tantos divorcios hoy día?

¿Por qué hay tantos divorcios hoy día?¿Las parejas no se quieren?

Veo muchos divorcios, en amigos y familiares, algunas veces por no prestar atención a WhatsApp y similares. Otras veces por infidelidades de él, ella o ambas partes.

¿De verdad se reducen las personas a una cuestión puramente sexual?¿Echar a rodar todo (familia, proyecto de vida, casa, etc…) porque una persona quiere fiesta con otra?

Lo más lamentable es cuando hay hijos de por medio, el destrozo emocional que se produce en algunos casos o bastantes casos más bien.

3 Me gusta

Porque la gente se cree que un matrimonio es sentir cosquillitas todo el día, y no un proyecto en común para formar una familia y claro, cuando dejan de sentir las cosquillitas pues se van con el primer o la primera que les hace sentir una nueva cosquillita. Además hay una serie de factores biológicos y sociales que paso de comentar que contribuyen a que 3 de cada 4 nuevos matrimonios acaben en divorcio.

6 Me gusta

El ritmo de vida.Cuando se pasa de una cierta edad los años pasan a toda hostia,y hay personas que necesitan,no sé,aprovechar el tiempo para hacer mas variada su “aburrida vida”.

porque antes estaba mal visto o prohibido también. Creemos que antes todo el mundo se quería mucho y las parejas eran idílicas cuando la mayoría eran por conveniencia o por costumbre, y no te divorcies que serás el apestado (especialmente las mujeres). Menos mal que ahora te puedes divorciar sin ningún problema.

3 Me gusta

No sé la estadística exacta pero sobre el 75 u 80% acaba en ruptura. Y eso es muchísimo. Imagina que cualquier cosa que hagas en la vida tuviera un porcentaje de fallo del 80%.

Algo no va bien.

2 Me gusta

Supongo que antes también habrían bastantes casos, pero de unos años a ahora los medios informativos hacen más ímpetu en estas cosas al existir mayor comunicación, bueno, pienso yo.

Aunque a mayor comunicación menores sentimientos duraderos en la vida de una pareja. Sé de casos que muy bien todo entre una pareja y en casarse adiós muy buenas.

También estamos lamentablemente ante tanto machismo, pero ohjo, no dejemos de lado casos contrarios, que hacen que el quererse pase a un tercer plano, ni tan siquiera segundo, aún habiendo hijos de por medio.

Hoy en día hay muchos divorcios porque la gente no traga con la imposición social de que la parejas son para siempre, además, lo normal ya es que todo el mundo tenga independencia económica y como es normal, cuando la relación se enfría entran los interrogantes y muchas veces se intenta buscar la felicidad fuera del núcleo familiar.

Hace años era menos común porque socialmente se esperaba que una pareja fuera para siempre, además de que una parte de la pareja no tenía independencia económica, pero a medida que se tuvo que poner a trabajar toda la familia, la situación cambió.

Es algo obvio que cualquiera entiende, nada es para siempre, el amor no dura para siempre, las tensiones lo ponen a prueba cada día y la convivencia es muy dura, así que lo normal es que las parejas acaben teniendo crisis y que llegado al punto las relaciones se vicien para mal, lo que acaba llevando a enfrentamiento y ruptura. Muchas veces se piensa que los hijos deberían de ser un elemento de cohesión, pero la realidad es que los hijos, sobre todo cuando son pequeños, por mucho amor a su alrededor que generen, son elementos disruptores que generan tensión y cansancio que contribuye al cóctel de negatividad, lo cual acaba en muchos casos conduciendo a la ruptura.

Si a todo esto le añadimos que se ha dejado de mirar mal a alguien separad@, pues la cosa es fácil cuando no soplan vientos favorables.

2 Me gusta

No veo el problema. Si no eres feliz con alguien puerta y a otra cosa.

A mi me pilla bastante reciente. 9 años de pareja y se acabó. Triste? Peor seria estar con alguien que no quieres estar.

4 Me gusta

Efectivamente. Lo triste sería querer hacer algo y no poder. O peor aún, no hacerlo por opiniones ajenas.

Vida solo hay una. Disfrutala como mejor te venga en gana, siempre respetando a los demás.

Mis padres no se separaron por mi (dicho por ellos). Y si bien de pequeño me alegraba, ahora con perspectiva entiendo que no fue una buena decisión. Todos nos merecemos ser felices, o al menos, buscarla.

1 me gusta

Me parece bien que dos personas que no están felices juntas se separen. Es mucho 9 años, se establecen vínculos emocionales y afectivos con esa persona, muchos momentos, recuerdos, etc…, para después romperse todo.

Lo que digo es la alta tasa de sepraciones y divorcios que hay actualmente.

Creo que fue el humorista Bill Burr que lo comparó con el paracaidismo, imagina que te dicen que el paracaidismo es la pera, pero que solo uno de cada cuatro paracaídas van bien. Pues se iba a tirar su madre. Y encima con el añadido de que saldrás vivo, pero con una alta probabilidad de acabar con tu vida jodida. Imagina tener hijos: custodia para ella garantizada, manutención de los niños, verlos poquísimo, si tienes casa se la quedan los niños (o sea, ella), si hay hipoteca a seguir pagándola aunque no vivas en ella… Sé que me salgo del tema, pero viendo lo perjudicial que es para el hombre, lo que no entiendo es cómo siguen habiendo bodas en primer lugar. Al final lo mejor es seguir tu propio camino.

1 me gusta

Generalmente, falta de compromiso. Y, adicionalmente, exceso de egoísmo y falta de madurez.

2 Me gusta

Es sencillo, si crees que nada dura para siempre y que todo tiene su fin, NO TE CASES. Te vas a vivir con tu pareja hasta que la cosa se acabe o marchite y cada uno por su lado y tan felices.

Que una pareja se lleve bien toda la vida es algo que si te lo pones a pensar, es extremadamente improbable. Principalmente porque no somos iguales a lo largo de nuestra vida, todo cambia constantemente. Una pareja/familia requiere trabajo constante, paciencia y tolerancia por ambas partes (y muchas otras cosas más), cosas que hoy en día casi nadie está dispuesto hacer. Y más cuando el factor religioso-social ya no influye como antes, entonces aún menos peso social para seguir “aguantando”. Pero creo en los “milagros” (no religiosos).

Una vez escuché (y me encantó), a ver quien tiene huevos de hacer esto: “El amor verdadero es la decisión de trabajar activamente por la libertad de otra persona, para que elija qué hace con su vida aunque no me incluya”.

1 me gusta

No es una cuestión de creer o no creer, es un hecho. Como lo que supone tener hijos… Además, el matrimonio no es más que un contrato civil que garantiza una serie de derechos y obligaciones a los contrayentes, a ver si vamos a creer que el matrimonio es otra cosa…

El otro día me comentaba un compañero de trabajo… Oye, si lo del teletrabajo se alarga, no se que voy a hacer. No aguanto estar con mi novia todo el día en casa.

El tema es que se casa en 2 meses y el año que viene quiere tener un hijo.

Es que es normal cansarse de estar 24h al día con la misma persona, a ver qué nos vamos a creer… Probadlo cuatro meses y luego lo ponemos en común.

Pues que no se case.

Yo llevo más de 16 años con mi pareja y los últimos 4 meses hemos estado en casa, porque ella está opositando y yo teletrabajando.

Y a nivel personal, es una etapa fantástica, tener aún más tiempo para estar juntos.

5 Me gusta

Hoy día, la gente no aguanta nada, estan acostumbrados al propio hedonismo y disfrute personal y cuando las cosas cuestan un poco ya se cansan y no pelean por ellas.
Para mi el confinamiento ha sido un “regalo” por poder disfrutar de mi mujer y familia todo el tiempo, no entiendo como un confinamiento con tu familia pueda tener un efecto contrario, los que se cansan en estos casos es porque estan mas enamorados de si mismos que de su familia, al igual que los que se divorcian, divorciarse con hijos creo que es de los mayores fracasos que se pueden cometer en la vida.

2 Me gusta

Toda la vida quejándose de que no tienen tiempo para estar con la familia y con la palabra «conciliación» en la boca y ahora que el trabajo no les separa de la familia, a quejarse de lo contrario.

Lo más fácil es echar siempre la culpa de nuestros propios problemas e incapacidades al resto, sean el trabajo o la pareja.

3 Me gusta