Sony acepta la realidad: Bienvenidos al Cross Play total.

Después de mucha presión por parte de los usuarios, de negativas y de declaraciones poco acertadas por parte de directivos de la compañía, el pasado día 26 de Septiembre, Sony aceptaba por fin la realidad y desbloqueaba el juego cruzado en su plataforma, aunque de momento solo en un título, el juego del momento, Fortnite: Battle Royale.

El origen de todas las críticas se produjo hace unos meses con la llegada de Fortnite a Nintendo Switch, versión compatible con el juego cruzado con todas las plataformas desde el día de lanzamiento. Críticas que además se multiplicaron después de que Sony tomara la lamentable decisión de bloquear las cuentas utilizadas en su plataforma para que no pudieran ser usadas en la consola híbrida de Nintendo, un hecho que no se producía con ninguna otra.

Fueron miles las críticas ante el secuestro de cuentas, ya que si pretendías jugar desde una cuenta propia, conservando tú progreso, podías hacerlo sin problemas siempre que hubieras jugado en PC, Xbox One o móvil, pero no desde PS4, lo que originaba la obligación de crear una nueva cuenta, perdiendo su progreso además de no pudiendo disfrutar del pase de temporada (pase de batalla) ni de ninguna de las compras realizadas por derecho en la cuenta original.

Sony a tenido un duro verano (en este aspecto) para rectificar, y tras las presiones de Epic, y de miles de usuarios, ha tomado una decisión que cambia por completo la política que había mantenido sobre el juego cruzado hasta estos momentos, una decisión que les afecta muy profundamente según sus propias palabras, y que persigue seguir ofreciendo y manteniendo la experiencia Playstation como máxima experiencia en el mundo de los videojuegos.

Como opinión personal, nunca había tenido demasiado en cuenta el aspecto del juego cruzado, pero fui de los afectados con el bloqueo de cuentas de Fortnite cuando apareció en Switch, un aspecto que me jodió bastante, y que como queja, me hizo no volver a jugarlo en PS4, pese a tener el pase de temporada activado (habiendo pagado por ello).

Rectificar es de sabios, Sony está haciendo un trabajo sublime esta generación con PS4, y si había algún aspecto criticable en su plataforma, no era otro que el cross play. Con Fortnite se ha abierto la veda, y ya se está estudiando la posibilidad de desbloquear el juego cruzado en otros títulos como Rocket League. A su vez, también nos han llegado buenas noticias por parte de Epic, que tras la decisión de Sony, ha conseguido desbloquear las cuentas asociadas a PSN para que puedan ser utilizadas en el resto de plataformas, además ya trabaja para recompensar a los usuarios afectados que tuvieron que crear una nueva cuenta y/o comprar otro pase de temporada para su juego debido a lo ocurrido.