Coleccionismo extremo: afición o adicción?

Creo este tema para debatir éstas y otras cuestiones:

Cuando una afición (no tiene que ser sólo videojuegos necesariamente) se puede empezar a considerar enfermiza?

Es sano este tipo de coleccionismo?

Alguno cree que ha cruzado o ha estado a punto de cruzar ese umbral?

Cambia el cómo se coloque una colección y el espacio que de dedique a ella la respuesta a estas preguntas?

No vamos a entrar en el típico razonamiento que cada uno se gasta el dinero en lo que quiere, que mientras no dejes a tu familia sin comer está bien ni nada de eso. No van por ahí los tiros, partamos de que esas premisas ya están más que supuestas.

Veamos dos ejemplos de lo que se puede considerar colecciones extremas, una a nivel mundial y otra de dentro de la frontera española:
Qué opinan ustedes?

3 Me gusta

Pff no sé, el límite estará en cada uno supongo. Esos que se montan esas colecciones tochas pues tendrán pasta para permitírselo

Eso sí, no me gusta nada el segundo vídeo y tenerlo todo amontonado de esa manera, es algo que me causa muy mala impresión, no sé. Si tuviera que tener yo los juegos así, para mi se acababa el coleccionar. Pillaría solamente lo esencial que fuera a jugar a volar

3 Me gusta

Es un problema cuando sientes la aberrante necesidad de comprar material para sentirte bien. Y es un falso sentimiento de bienestar, porque es como el que se fuma un cigarrillo; pico de dopamina y, al bajar, vuelta a la necesidad de comprar.

Considero que ahí está el límite, independiente de la cantidad.

8 Me gusta

Yo creo que llegado a ese punto, ni videojuegos ni coleccionismo, es competir para ver quien la tiene más grande.

3 Me gusta

Pero eso es porque hay cosas en tu vida que fallan, estados de ánimo, depresión. Lo que sea

Alguien que anímicamente esté bien, dudo mucho que tenga una aberrante necesidad de comprar

… entonces es que igual no está bien. Tú mismo lo has dicho.

No he visto los vídeos porque tampoco hace falta, delante de una cámara se presenta una faceta que suele distar de la realidad que uno profesa por dentro.

Yo estoy de acuerdo con parte de lo que se ha dicho.
Por una parte, lo grande que sea una colección no ejemplifica o demuestra que sea coleccionismo extremo o que esa persona tengo un “problema”.
Puede tener simplemente mucha pasta y ese es un capricho más…
Es más bien, como dice @jayzied la aberrante necesidad de comprar la que empieza ya sí a marcar esa adicción. Y no creo que necesariamente para completar un vacío o un falso sentimiento de bienestar…
Puede ser más simple… simplemente te gusta mucho, te hace feliz, lo disfrutas y quieres más y más…es lo que pasa con cualquier adicción… Muchas esconden problemas más profundos…pero otras veces es simplemente volverse adicto a algo que te produce satisfacción, ya sea emocional o física (en los videojuegos imagino que emocional, aunque Virtua se los esnifa y no sabemos qué hace con la otra mano…:rofl::rofl:)

Yo creo que, no ya adicción, pero sí es una afición peligrosa cuando le dedicas más tiempo, espacio y dinero del que deberías…
Yo llevo días preguntándome precisamente qué coño hago… gastando medio sueldo casi en videojuegos, cuando en Japón gasté aún más…:man_facepalming:t2: Pero bueno, intento autocastigarme cuando hago locuras así…y cortar un poco el grifo… Y además, si bien es verdad que soy un tanto impulsivo comprando, tengo un espacio limitado y una idea bastante concreta de qué juegos quiero… Ceñirme a esos factores es lo que mantiene la poca cordura que este hobby permite :sweat_smile:

3 Me gusta

Hombre , si vas a Japón hay que aprovecharlo y pillarte todo lo que puedas y más :yum: También hay que ser inteligente :grin:

3 Me gusta

Mientras lo que hagas sea porque te gusta, el volumen se ajustará de forma sana a tu dinero, tiempo y espacio.

Gastarás de forma razonable, disfrutarás con el tiempo invertido y tendrás tu colección ordenada, presentable y accesible.

Cuando el consumismo es el motor de tu motivación, entonces gastas más dinero del que debes, te agobias y/o amontonas todo lo que compras.

Anécdotas de éstas conocemos todos, pero yo conocí un coleccionista de cómics que tal cual volvía de la tienda amontonaba sus compras sin sacarlas ni de la bolsa.

Decía que un día lo ordenaria todo y empezaría a leerlo, junto a sus hijas… así se ha tirado toda la vida.

3 Me gusta

En este tema del coleccionismo yo creo que hay dos problemas principales que encima se alimentan entre sí, y eso hace que sea muy, muy fácil convertir el hobby en una adicción, a mí este invierno me ha pasado, y la verdad que sin pasar penurias he visto cómo bajaba mi cuenta corriente, de hecho creo que es algo por lo que pasamos/hemos pasado/pasaremos muchos coleccionistas.

Cuando empiezas en este mundillo te das cuenta de que es un hobby muy caro y complicado; cuesta mucho encontrar buen material, todo te abruma, pagas sobreprecios, te la pueden colar con repros o juegos incompletos o en mal estado… y un largo etc que hace que el inicio del coleccionismo se haga bastante cuesta arriba.

A medida que pasan los meses e incluso los años, te vas dando cuenta de que cada vez te vas moviendo más como pez en el agua; empiezas a tener más contactos, más conocimiento, es más difícil que te la cuelen con una repro o cualquier juego incompleto o en mal estado, y sobretodo empiezas a conseguir material a mejor precio. Y aquí curiosamente es cuando empieza parte del problema, te das cuenta de que si quieres conseguir buen material tienes que mantenerte permanentemente conectado en el mundillo, ves que empiezas a pasar mucho tiempo en eBay, Wallapop, foros, etc. para no dejar pasar ni una oportunidad. Como tienes muchas puertas abiertas te llegan muchas posibles buenas compras que de no estar ahí no te llegarían, y claro, no las dejas pasar. Compras, compras y compras más y más juegos que no vas a tener ni tiempo de disfrutar, ni tan siquiera de admirarlos en la estantería, porque siempre querrás más. Este para mí es el pez que se muerde la cola.

Al final volvemos siempre al punto de partida, que no es otro que pensar hasta qué punto este hobby te hace feliz. Si el ir acumulando es lo que uno quiere o es simplemente, como dice @jayzied, un chute de satisfacción que al poco se desvanece porque vuelves de nuevo a estar conectado a ver si encuentras otro chollo. Creo que es muy difícil estar en este hobby sin haber pasado aunque fuera una sola vez por todo esto, de hecho considero que es importante al menos tener una experiencia similar para saber parar, para saber dónde está el límite y hasta dónde quiere uno llegar.

Por cierto, y para terminar, no considero que el hecho de acabar un poco más picado de lo normal en algún momento de todo el proceso de coleccionar sea el equivalente a tener un problema mental o de estado de animo o consigo mismo, al final hoy día a todo hay que ponerle nombre y darle una expicación, y no hace falta. Simplemente te puede gustar mucho y ya.

6 Me gusta

Yo creo que llegado a ese punto, ni videojuegos ni coleccionismo, es competir para ver quien la tiene más grande.

Esta es una buena reflexión, llegar a ese punto de competición es un buen indicativo de que hay algún problema. Además de ser una competición absurda, por muy grande que la tengas siempre habrá alguien que la tenga aún mayor :sweat_smile:

1 me gusta

Si pones frases así, se presta a que alguien ponga la foto del negraco del whatsapp… Jejeje

1 me gusta

Esto seria como pasa en todos los ámbitos, el exceso puede ser perjudicial, te lo tomas como muy en serio y no lo acabas disfrutando de verdad.

Jajajaja los coleccionistas de “tenerla más grande” no son buenos coleccionistas, nunca van a estar satisfechos porque siempre va a haber a alguien que tenga más y al que quieran superar… ahí subyace una persona egoísta o que siempre aspira a lo del vecino en vez de apreciar lo suyo y ser feliz con lo mucho o poco que tenga.
Me parece clave para un “buen coleccionista” saber qué se quiere y disfrutar mucho de lo que se tiene. Mi colección no es mejor ni peor que ninguna, intento tener lo que me gusta y lo que quiero y ser feliz con ello.

4 Me gusta

Yo, queridos amigos y querido @Baifo, el coleccionismo extremo jamás se me presentará ya que entre otras cosas no tengo suficiente espacio como para ello, y aún así, tampoco.

Según mis fotos de la habitación, salón y terraza del salón lo que se ve es lo que en su gran mayoría compré en su momento y disfruté con los amigos, y sigo disfrutando actualmente.

Para mi una colección extrema puede ser confeccionada con cuatro títulos o juegos contados puesto que son los que a mi, personalmente, quiero tener.

Pongamos un ejemplo:
Tener la colección casi al completo de Megadrive o de Super Niintendo, pero se me quedará en ese casi, ya que los juegos de rol no los sé llevar, por lo tanto no me interesan lo más absoluto como para completar dichas colecciones.

¿Que alguna vez compro por ver los buenísimos juegos que se compran estando en un estado impecable siendo de segunda mano? Pues si, por aprovechar ese estado y porque realmente es el juego que busco o me interesa por cualquier razón, como fue el decantarme por uno de la saga de Street Fighter para Sony Playstation 3, que según Nestor comentó que al ser PAL/ESP el juego subiría al alza, y ya no por esa acción lo compré, sino porque lo tengo en Steam y al saber del mismo que se encontraba en dicha consola me lancé a buscarlo encontrándolo a un precio no ajustado, pero de momento bueno, y a su vez me decanté por el mismo pero sin ser ESP.

No es que me ponga límites, pero comprar por comprar la verdad, no soy de esa manera de ser.

1 me gusta

En una coleccion extrema influyen muchos factores, edad, dinero, ego,desconocimiento,tiempo libre, profesion y lo mas importante que los video juegos te llamen la atencion.
Yo me considero jugador antes que coleccionista, aunque cuando era mas joven, era al contrario, llevo muchos años en este mundillo de los video juegos, aunque ahora desde mi experiencia es facil saber lo que se quiere.
Solo colecciono lo que se que voy a jugar y disfrutar, y de esa manera controlo al monstruo del colecionismo, de comprar por comprar y colocar en estanterias cogiendo polvo.
Mi primer mandamiento:
Compra, juega y disfruta

2 Me gusta

Yo humildemente creo que los límites los pone cada uno, si es cierto que hay momentos que compras impulsivamente pero personalmente me doy cuenta y echo el freno, es mi hobby es lo que me gusta y lo pago de mi dinero y esfuerzo, sin ir más lejos este mes me e pasado 3 pueblos comprando normalmente me pillo cada mes un juego de cada consola psx, ps2, ps3, ps4, psp pero este mes no se que ma pasao que cada consola tengo 3 o 4 unidades de cada consola que voy a tardar mucho en jugar vale pero pero hay están y hay se van a quedar, me gustan colocarlos me gustan verlos ordenados me gusta tacharlos de la lista de pendientes y no estoy enfermo ni tengo problemas internos ni nada de esa mierda

2 Me gusta

Yo como jugador no disfrutaria de una colección masiva, es tener 4 o 5 juegos sin habermelos pasado o al menos intentado pasar y empiezo a sentirme mal si compro algo más.

Claro, que no me considero coleccionista, mas bien, viciado del retro y arraigó en mi esa obligación de “hasta que no te pases el juego no te compro otro”, tan característica de las madres de la época.

Pero respeto las colecciones masivas, el comprar y no jugar, el comprar precintado, o el tener un everdrive y san se acabó.

Cada cual disfruta de esto como puede/quiere.

6 Me gusta

Ultimamente me está dando por comprar juegos en consola que si bien en alguna ocasión es para completar sagas los guardo y los juego en Pc.
¿Afición, adicción…?

A mi las colecciones masivas como estas me parecen un sin sentido desde mi punto de vista como “jugador/coleccionista”. Por que todos los juegos que compro son por que los voy a jugar, en un algún momento. No suelo comprar para la galería, es decir si una saga no me llama no la voy a comprar. Eso es tener claro lo que te gusta y lo que no. Porque en este mundillo puedes perder el norte fácilmente y empezar a comprar ítems como los amibos, que son puramente decorativos. Bajo mi humilde opinión, creo que al comprar de esta manera es que necesitas cumplir o llenar unas necesidades y a esto lo llamo yo consumismo

5 Me gusta